jueves, 26 de marzo de 2009

Y llegó el momento...


Sí amigos contertulios, llegó el momento esperado por todos y como no por su protagonista. Ramón Madroñal Navarro, nos acercará a Dios en el Domingo de Pasión , como si nos encontraramos Jerusalem hace en torno a 2000 años. Narrará la más bella historia jamás contada; y con ese don de intensidad cofrade, nuestro contertulio embriagará con su verbo las almas de cuantos asistamos(D.M) a ese gran evento. Desde esta tu tertulia y tus amigos te deseamos que encuentres el verdadero camino de Cristo en la mañana marceña del Domingo.

Suerte y sólo dejate llevar por Cristo

5 comentarios:

Moravia dijo...

Primer contertulio que tiene el honor de pregonar nuestra Semana Mayor. Y yo tengo el honor de presentarle. Seguro que, conociéndolo, será un pregón fresco, diferente y peculiar (lo de fresco significa novedoso, no caradura), lleno de vivencias y sobre todo de Cristo, que es lo más importante. Será sin duda un gran pregón. Y por supuesto sé que este gran amigo de la polémica no va a dejar infdiferente a nadie, o te gustará o no, pero nadie va a salir de él diciendo: "buff, otro pregón más", y no me refiero a que en los anteriores se dijera, que nadie me malinterprete. Será sin duda un gran pregón.

Moravia dijo...

Enhorabuena al querido amigo y contertulio Ramón por su gran exaltación de la Semana Santa en el día de ayer. Pregón magnífico, no exento de calidad literaria y muy emotivo en cuanto al fondo, así como en la forma, completamente diferente. En definitiva, un pregón que ha hecho raya y que pasarán años hasta que se logre superar.

Monsalves dijo...

Enhorabuena a nuestro queridísimo eterno aspirante y nuestro contertulio Moravia, por el gran pregón y magnifica presentación. Gracias de todo corazón por hacernos vivir momentos de la Pasión Mairenera y sentir la viveza de Cristo en toda “las cosas pequeñitas” que nos rodea.

Un fuerte abrazo queridos amigos, CRISTO VIVE.

Anónimo dijo...

Gracias,amigos...todo llega,todo pasa...

Un abrazo y Cristo vive

Suspiros Cofrades dijo...

Muchos recuerdos y muy grandes los que llevaré conmigo de ese día, rodeado de amigos que comparten la fe en Cristo y su Bendita Madre. Si me pusiera a dar las gracias por el recibimiento y el cariño con el que me tratásteis no terminaría, un fuerte abrazo a todos, y en especial a nuestro pregonero.